Edición Digital de El Borrador - N°20 - Noviembre de 2000
Día Internacional del Docente 2000: Ampliar horizontes
MENSAJE CONJUNTO

UNESCO
(Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura)
OIT (Organización Internacional del Trabajo)
UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia)
PNUD (Programas de las Naciones Unidas para el Desarrollo)

5 DE OCTUBRE DE 2000

En el Día Mundial de los Docentes 2000, deseamos rendir homenaje al cometido de esta profesión que consiste en ampliar los horizontes de los educandos, y asimismo poner de relieve los nuevos horizontes que brinda al personal docente la nueva sociedad del conocimiento del siglo XXI.

Cuando una persona emprende un aprendizaje, cualquiera sea su edad, casi siempre tiene una idea de los resultados que obtendrá. Pero solamente después de iniciado ese proceso empieza a vislumbrar nuevas perspectivas en términos de actividades, competencias y conocimientos. Con frecuencia, el horizonte se abre gracias a un maestro experimentado. La mayoría de las personas tienen ámbitos de interés o aptitudes que se tornaron fundamentales en sus vidas después de que descubrieran, gracias a un maestro, un tema que de otro modo jamás habrían conocido.

La rápida evolución del mundo de hoy exige que cada cual recurra cada vez más a la educación que ha recibido, a fin de sacar provecho no sólo de sus conocimientos sino también de las aptitudes que le permiten adaptarse al cambio. Así pues, la educación queda redefinida como un aprendizaje a lo largo de toda la vida, en lugar de ser una mera experiencia escolar. En consecuencia, este tipo de aprendizaje debe estar al alcance de todos. En todo el mundo los docentes están ya ayudando a los estudiantes a adquirir educación y formación para configurar y organizar sus vidas, y a aprender a ser permanentemente educandos eficaces, para poder ampliar siempre sus horizontes.

Un entorno mundial cambiante que confiere una importancia inédita al conocimiento y las aptitudes de aprendizaje también amplía los horizontes de la profesión docente.
Las tecnologías de la información y la comunicación han facilitado el acceso a la información. Los docentes procuran sacar el mejor partido posible de estos nuevos instrumentos con fines pedagógicos, y exploran prácticas de enseñanza más centradas en el educando así como nuevas formas de aprendizaje abierto y a distancia. De hecho, la transmisión de información por sí sola no puede conducir a una nueva sociedad del conocimiento sin la contribución de docentes dedicados, que adopten métodos novedosos para que el proceso de aprendizaje no se limite a la memorización. Esta tarea realza la profesionalidad de los docentes y requiere que también ellos aprendan a lo largo de toda la vida, a fin de ampliar sus propios horizontes.

Al mismo tiempo, los docentes están formando a una población cada vez más diversificada de educandos, de procedencias cada vez más variadas, de edades diferentes y con necesidades muy distintas, relacionadas con la formación personal o profesional o con la educación informal o la educación de adultos. Los docentes pueden actuar a modo de catalizadores del cambio alentando a las familias y las colectividades a garantizar el acceso a una educación de calidad, especialmente para las niñas y las muchachas. El lugar cada vez más importante que ocupa la educación relativa a los valores -por ejemplo, la educación ambiental, la educación sobre los derechos humanos y la paz, la educación para la salud- contribuye a una noción más amplia de los objetivos fundamentales de la educación.

Hoy rendimos homenaje al compromiso profesional de los docentes quienes, a veces en condiciones de trabajo mediocres, con recursos limitados y una remuneración insuficiente, ayudan a los educandos a adelantar y contribuyen a la mejora del proceso de aprendizaje. A fin de continuar innovando con vistas a ampliar horizontes, los docentes necesitan el apoyo activo de las comunidades y las sociedades a las que prestan servicios, y deben participar plenamente en las decisiones relativas a la reforma de la enseñanza. De esta manera pueden contribuir a crear entornos de aprendizaje equitativos, acogedores y saludables, que faciliten la integración de los niños, los eduquen eficazmente y los protejan, y que tengan en cuenta las especificidades de ambos sexos.

Con ocasión del Día Mundial de los Docentes, hacemos un llamamiento a la comunidad mundial, a los gobiernos, a los parlamentarios, a los padres, a los dirigentes comunitarios, a los medios de comunicación de masas, a las organizaciones no gubernamentales, a las instituciones de la sociedad civil, al sector privado, a los establecimientos educativos y a los sindicatos y asociaciones de docentes para que renueven su compromiso de apoyar a los docentes. Instamos a que se apliquen las directrices sobre buenas prácticas enunciadas en la Recomendación relativa a la situación del personal docente (OIT-UNESCO) y en la Recomendación relativa a la condición del personal docente de la enseñanza superior. Además, pedimos a los gobiernos que adopten medidas concretas para cumplir el compromiso contraído en el Foro Mundial sobre la Educación celebrado en Dakar (Senegal) en abril de 2000, y refrendado en el Marco de Acción de Dakar, para realzar la condición, la motivación y la profesionalidad de los docentes. Es ésta la mejor manera de manifestar apoyo a los docentes, que son y seguirán siendo, en este nuevo siglo, el alma del sistema de educación.


Koichiro Matsuura Director General UNESCO
Juan Somavía Director General OIT
Mark Malloch Brown Administrador PNUD
Carol Bellamy Directora Ejecutiva UNICEF

Santa Fe Planet - Web Developers