Edición Digital de El Borrador - Agosto 2001 - Año 4 - N°24

El ajuste
 
Argentina 2001

Hace más de 25 años que se ins taló en el país este modelo de neoliberalismo con una fiereza implacable. La brecha entre los más tienen y los que menos tienen es cada vez mayor. La participación de los asalariados en el ingreso cayó estrepitosamente. La tasa de desocupación en Argentina dada a conocer por el INDEC (cifras oficiales) correspondiente al mes de mayo es de 16,4% (2,2 millones de desocupados), en tanto en Santa Fe llegó al 16,5% (0,8 puntos más que el mismo mes del año 2000). Es posible que la tasa real supere el 20%, ya que el INDEC no considera desempleada a una persona que no buscó trabajo en la semana precedente a la muestra, ni tampoco a quien trabajó aunque fuera una hora. El 44,1% de los que trabajan lo hacen en negro. Casi un 40% de la población está por debajo de la línea de pobreza y la deuda externa es la mayor de América Latina…

Sin embargo, el gobierno sigue imponiendo ajustes y esfuerzos patrióticos a costa del pueblo: recortes a los jubilados, empleados públicos nacionales, docentes y no docentes universitarios, reducción del monto del seguro de desempleo y de las asignaciones familiares, y hay más..

Se exhorta a la “unidad nacional” para garantizar un ajuste drástico que afecta a los más desprotegidos. Recorte, reducción, ajuste…, pero… eso sí, a no tocar a los que más tienen. En tanto, los mercados y la especulación financiera, al compás del riesgo país, nos empujan a un abismo cada vez mayor. Los grandes grupos financieros, siempre insaciables, siguen con el discurso- o cantinela- de que al gobierno le falta hacer los deberes. Mientras, las empresas de servicios están insólitamente exceptuadas de hacer aportes sociales, la creación de las AFJP generan un déficit anual a la nación de unos 3 mil millones de dólares, que antes el Estado recibía de los aportantes. Pero de esto no se dice nada. Tampoco se habla del escándalo que significa pagar nuestro petróleo al precio de las exportaciones, con un crudo facilitado por exploraciones y perforaciones nacionales. De esto no se habla…

Un documento de la CGT contra el ajuste expresa: «…Con total falta de escrúpulos hablan de unidad nacional, de independencia, para profundizar un modelo que cuestiona nuestra propia existencia como Nación…» «…Afortunadamente, hoy se alzan con nosotros muchas voces, de todas las expresiones gremiales, de la Iglesia Católica, de la UIA y demás sectores de la producción e importantes dirigentes políticos que quieren reencontrarse con su Pueblo.

Todos coincidimos en el diagnóstico, coincidimos en que para salir de la crisis tenemos que recorrer el camino inverso al del ajuste. En primer término, la crisis la tienen que pagar los que la provocaron, los que siguen ganando fortunas a costa del esfuerzo y de la vida de los argentinos: la usura financiera ( bancos, AFJP y los grupos concentrados que se han quedado con las empresas privatizadas).

Hay que fijar impuestos a las superganancias de estos grupos y no sólo no hay que bajar sueldos, sino que tenemos que aumentar salarios mínimos, de trabajadores activos y jubilados, pagar un seguro de desempleo digno a todos los jefes y jefas de hogar desocupados…»

«…La Argentina es un país viable siempre y cuando cambiemos este modelo especulativo por un modelo económico de producción y trabajo…»

«…Hoy es imprescindible aunar todas las expresiones que se oponen al ajuste en un Programa de Salvación Nacional, con la grandeza de superar discrepancias, que hoy son menores, atento a la magnitud de la agresión que sufre el pueblo argentino…»

«…Por la libertad, por nuestros salarios, por nuestros derechos, por la Justicia, por la salud, por la educación, por el trabajo, por la defensa de Aerolíneas Argentinas y el resto de nuestro patrimonio, por un Proyecto nacional para recuperar nuestra identidad, nuestros sueños y nuestro futuro, por nuestra bandera, por la Patria. Vamos a seguir la lucha…»

Acuerdo con los Gobernadores del PJ

El Gobierno nacional y los 14 gobernadores justicialistas firmaron un acuerdo para alcanzar el déficit cero en las cuentas públicas, llamado “Apoyo Institucional para la Gobernabilidad en la República Argentina”.

Los gobernadores firmantes expresaron que el acuerdo no significa “un aval” al recorte que el gobierno dispuso sobre jubilaciones y sueldos de la administración pública, solicitando a la Nación el cumplimiento de los dos pactos fiscales. Minutos después de la firma, el gobernador de la Pcia. de Santa Fe dijo que “vamos a estudiar” la posibilidad de llevar el déficit provincial a cero en el 2001, pero que, en todos los casos, depende de que la Nación cumpla con sus compromisos.

Estos son los puntos del acuerdo:

PRIMERO: Adoptar en todas las Administraciones del País el principio presupuestario del déficit cero, como único medio de terminar con la sangría que para todos los presupuestos significan las altas tasas de interés que deberían afrontarse para financiar desequilibrios entre los recursos tributarios o de capital y los gastos operativos o de funcionamiento.

SEGUNDO: Cada provincia adoptará los mecanismos que considere adecuados para ello, pudiendo incluso adherir, quienes lo consideren oportuno, a los criterios establecidos en el Decreto Nacional 896/01.

TERCERO: Exhortar a los bloques de Diputados y Senadores Nacionales del Partido Justicialista a votar positivamente el proyecto del Poder Ejecutivo Nacional que generaliza el impuesto a los créditos y débitos a cualquier cuenta bancaria de entidades privadas, eliminando las exenciones existentes.

Asimismo se lo exhorta a votar positivamente el proyecto de reforma del IVA que se enviara al Poder Ejecutivo Nacional para que dicho impuesto sea cobrado por lo percibido.

CUARTO
: Impulsar ante el Congreso Nacional la extensión de los principios de austeridad del Poder Ejecutivo Nacional, para ser aplicados a los Poderes Legislativo y Judicial.

QUINTO
: Exhortar al Bloque de Senadores Nacionales del Partido Justicialista para votar positivamente a la mayor brevedad, la normalización del directorio del Banco Central de la República Argentina.

SEXTO: Exhortar a los Bloques de Diputados y Senadores Nacionales del Partido Justicialista para que voten positivamente el traspaso de la Justicia Nacional Ordinaria de la Capital Federal y la Policía Federal desplegada en la Capital Federal.

SÉPTIMO: Ratificar el cumplimiento en todos sus términos de los compromisos federales suscritos y que fueran transformados en leyes de la Nación y el cumplimientos de los acuerdos especiales derivados de ellos, haciendo efectivo los pagos adeudados a las Provincias.

OCTAVO: Proveer los instrumentos financieros y el apoyo técnico de la Nación para aliviar la situación financiera de las Provincias, manteniendo el respeto del crédito público y la voluntariedad de cualquier operación de emisión, colocación o canje de deuda de las jurisdicciones involucradas. También se asistirá a las Provincias para conseguir la renovación de los vencimientos de capital.

NOVENO: Incorporar al Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial hasta 1.000 millones de pesos de anticipo de Impuesto a las Ganancias para ayudar a las Provincias a implementar sus respectivos ajustes sin dejar de atender las urgencias sociales de la hora. Este fondo será administrado por un Consejo integrado por dos representantes de las Provincias gobernadas por la Alianza, dos de las Provincias gobernadas por el Justicialismo y dos del Gobierno de la Nación.

DECIMO: Promover todas las acciones necesarias, incluso la reforma de las Constituciones Provinciales, para reducir el costo de funcionamiento de las instituciones políticas de los Estados, aumentando su eficiencia y transparencia al servicio de la comunidad.

UNDECIMO: Exhortar a los Poderes Legislativos y Judiciales de todas las Provincias a que reduzcan significativamente sus gastos operativos corrientes.

Tasa de desempleo y subempleo de aglomerados del país
(Datos oficiales INDEC julio 2001)


Volver Anterior
Siguiente