Edición Digital de El Borrador - Diciembre 2001 - Año 4 - N°27
Editorial  
“AQUÍ NO HA PASADO NADA”

Efectivamente, pese a todos los anuncios, pese a todas las promesas, pese a todas las esperanzas puestas tras cada programa anunciado, si de resultados se trata, no hay ninguna duda que “no ha pasado nada” bueno, nada que nos permita avizorar un futuro mejor, o soñar en algo promisorio o alentador...

La economía, instalada en el centro de la vida de todos los argentinos, sigue el irremediable curso que la lógica y los hombres le imprimen. A la destrucción de la industria nacional y el fabuloso endeudamiento externo logrado por Martínez de Hoz, le siguió un sistema poco productivo y un cronograma de pagos sólo sustentado en nuevos y más costosos endeudamientos... Ante tan riesgoso desequilibrio financiero los organismos financieros internacionales como el FMI y el Banco Mundial tuvieron una más que justificada interdicción en la vida política de nuestro país, sugiriéndonos recetas como la reforma del Estado, la privatización de las empresas públicas, y la trasferencia a las provincias de todos los servicios. De todo esto, lo que nos quedó fue que por pagar los intereses de la deuda externa, dejamos de tener Estado, los servicios públicos privatizados siguen siendo monopólicos, caros, ineficientes y subsidiados y las provincias tienen a su cargo las tareas esenciales que todo pueblo necesita: la seguridad, la salud, la educación, las obras públicas y el sostenimiento de las economías regionales; eso sí, todo el dinero, toda la recaudación debe permanecer en manos del gobierno nacional para poder garantizar el pago de los intereses de la deuda externa, con lo que se cierra el círculo vicioso y perverso.

Con este esquema, ¿qué dirigente político no acordó?, ¿cuál de todos los más encumbrados no terminó diciendo: no hay otra alternativa?, ¿cuál de toda prensa libre e independiente no terminó justificando todo en aras de la modernización del país?, ¿cuántos fueron los dirigentes sociales y religiosos que denunciaron y lucharon contra este círculo perverso?, ¿cuándo fue que el pueblo aprobó todo esto?

Así las cosas, el “agorá” de la democracia ha sido destruida y el pueblo ya no participa en la vida cívica, la prensa sustituyó a las organizaciones políticas y es la gente, individual, aislada y desorganizada, la que se expresa a través de los medios de comunicación social, que constituyen el “partenaire” ideal del esquema.-

Económicamente ya no tenemos nada para entregar..., si hasta el gobierno se volvió “punguista” y en un fin de semana familiero nos sacó, sin verguenza, las pocas monedas que constituyen nuestros sueldos, siempre todo justificado en que “no hay otra alternativa” o que en las sociedades más desarrolladas la economía se desenvuelve así, mientras las transferencias electrónicas millonarias continuaban llevándose todo, secando la plaza, porque el riesgo país está muy alto.-

Somos docentes y hemos visto y vemos en las aulas este maratón de desgracias, en los rostros de nuestros alumnos, en el avergonzado discurso de los padres, en el desempleo familiar, en la gris perspectiva de nuestros hijos, en nuestra perplejidad y asombro cotidiano, en la falta de respuesta certera y confiable frente a todo lo nos pasa, a pesar de que Cavallo nos diga que “aquí no ha pasado nada”.

Sin que nos percatáramos del todo vemos, al culminar el primer escalón del siglo, que en nuestra escuelas hay turnos que se cierran..., divisiones que se fusionan..., escuelas que se cierran...., compañeros que se van...!

Es parte de la lógica enunciada, si en nuestra Santa Fe, en diez años, bajamos la tasa de natalidad en un 50%, porque cuando las cosas no andan bien y la economía no rinde, sólo “los negros” tienen hijos...y si hoy no hay vientres que nos den niños, mañana no tendremos alumnos en las aulas...!

Frente a todo este panorama escolar hemos asumido las cosas como son, sin dejar de tener en cuenta que la mayor crisis de las escuelas privadas, la que hoy vivimos, tiene muchos responsables pero entre ellos no nos pueden contar, tampoco pueden señalar a los docentes esta vez, aunque corramos el riesgo de pagar nosotros la fiesta de los irresponsables. Es que cuando denunciamos la evasión previsional nos tildaron de mentirosos, los funcionarios negaron todo, y se agraviaron los señalados; cuando criticamos la instrumentación del tercer ciclo de la EGB, también nos miraron por sobre el hombro como que no entendíamos..., y ahora..., ahora que la displicencia presupuestaria terminó, ahora que el Estado no tiene más..., ahora, cada uno tiene que asumir la cuota que le corresponde.-

No dejaremos a los compañeros “en banda”, creemos en las reubicaciones, creemos en los traslados, creemos en la disponibilidad y todo aquello que se haga con seriedad para solucionar la problemática de hoy, pero a través de acuerdos laborales, con la ley como respaldo y con la asistencia gremial permanente; nada debe hacerse de apuro, todo por escrito, sin pérdidas de derechos y por ante la Secretaría de Trabajo, y si lamentablemente hay despidos, las indemnizaciones deberán ser completas.-

Así nos encontrará fin de año, luchando en todos los frentes por la dignidad de nuestro trabajo, la que proclamamos durante el año, convocando a la unidad para superar el aislamiento, para preservar los valores de la solidaridad y la equidad.

Que cada compañero que sufre la incertidumbre en su trabajo encuentre el abrazo de todo el SADOP, para sentirse sereno, para no sufrir en soledad, para que la alegría sea una construcción común.-

Quizá tengamos poco porqué brindar, y hasta quizá no tengamos ni con qué brindar, pero sintámonos unidos, fuertemente unidos, tendamos la mano a nuestro compañero o compañera y empecemos el 2002 serenos, confiados y esperanzados porque todo lo bueno está por hacerse, y será nuestra propia obra...!

Así la felicidad de estas fiestas no será gratuita, pero indudablemente nos inundará el alma de alegría.-

Hasta el año que viene.-

Pedro Bayúgar
Secretario General SADOP Santa Fe
Secretario Adjunto Consejo Directivo Nacional


Volver Anterior
Siguiente