Edición Digital de El Borrador - Julio 2003 - Año 6 - N° 40
 
Jardín del SADOP


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Index Site

Jardín del SADOP
.

Las aguas bajaron... y nos dejaron las voces de los chicos...

"El agua estaba muy nerviosa..." Brenda - 4 años

"Mi triciclo está allá abajo... en el agua" -Fernando - 4 años

"Hay que rezar mucho para que se vaya el agua" Pedro - 4 años

"Socorro... nos hundimos... ¡aquí! ..." (A coro, cada vez que pasaba un helicóptero)

"A mi el agua así... (Ademán de remolino) me dio un poco de miedo" Joaquín - 3 años 10 meses

"¡Hay que sacar la ropa que se moja! Rápido! - Brenda - 4 años

"Me pusí la vacuna porque en el agua hay enfermedad...a mi mamá también..." Franco. 3 años 8 meses.

"¿Qué pasa seño? ¿Se viene el agua? Está lejos el agua? (primeros días de la inundación) Franco. 3 años 8 meses.

Srta. Silvina Sandobal

Anécdotas:

9 de mayo de 2003.-

En la terraza se encuentra la casita de la muñeca. Los chicos jugaban allí y de repente comenzaron a sacar todo lo que había adentro, los muebles, la ropa, las cajas con zapatos, etc. Ante esta situación les pregunté: "¿Por qué están haciendo eso? Las cosas no se sacan de la casa..." a lo que ellos respondieron: "Lo que pasa Seño es que tenemos que rescatar a la gente que se está inundando..." Entonces me quedé en un costado observando mientras ellos corrían de un lado a otro sacando cajas, usando un tobogán como canoa para rescatar a los que "quedaban dentro de la casa".

A Brenda la llevaron dentro del placard para poder "salvarla" y que el agua "no le hiciera nada" como dijo Pedro.

Sofía se tiró de espaldas al piso y se quedó inmóvil. Cuando le pregunté que estaba haciendo me contestó "para que venga el doctor, yo no puedo caminar porque me mojé".

Srta. Silvana Ochoa.

NO HACERSE EL DISTRAÍDO: está pasando algo...

Se le hinchan los pies,
al cuarto mes le pesa en el vientre,
a esa muchacha en flor, por la que anduvo el amor
regalando simientes...

Joan Manuel Serrat

"Un bebé nace.
Los ojitos no logran abrirse del todo, la boquita bosteza y busca....busca...
Despereza su cuerpito y no se da cuenta la ternura que produce.
El bebé está acá, entre todos."

Este acontecimiento nos conmueve, nos invita a tener una actitud de protección, que surge casi tan naturalmente como su bostezo. Cuando la madre es una adolescente, las cosas no son tan sencillas.
Esta jovencita, hasta hace muy poco una niña y en el recuerdo de los padres parece que este bebé de hoy, fuera ella misma hace muy poco...
Hoy es mamá.
Esto sacude a la familia y como en un paño de billar, una bola golpea a la otra y se producen reacciones inesperadas.
Hasta el momento del parto, ella era alumna de una escuela, pertenecía a un curso, con compañeros y con vida adolescente.
Esta contingencia , dolorosamente - como en otros casos que hemos leído en diarios y escuchamos en los noticieros - hace que no pueda concurrir más al Colegio, porque se le cierran las puertas de la Institución educativa, se la aleja de todo el proceso de enseñanza aprendizaje y de relaciones sociales cotidianas que se tejen en el ámbito escolar.
Seguramente hemos escuchado historias reales, como esta, muchas veces.
Adolescentes que, al quedar embarazadas, detienen su escolaridad. Generalmente para no retomarla nunca más y por supuesto, sin proseguir con otras instancias educativas, a las que tiene derecho.
Seguramente esta adolescente no será la madre de su hijo, sino una pseudohermana, y su madre tomará las riendas de la cuestión. Seguramente se vivirá en forma mucho más traumática de lo que hubiera podido ser si se hubiera contado con un acompañamiento especializado para la madre y su familia.
Frente a esta realidad, el SADOP ha instrumentado hace varios años un servicio que atiende esta problemática:

A través de su Jardin de Infantes ofrece a atención gratuita a los hijos de las madres adolescentes, de modo que estas mamás puedan continuar con la escolaridad mientras su niño es atendido por profesionales durante el tiempo de permanencia en la escuela. Estas madres de octavo o noveno año de EGB y de polimodal, no tienen experiencia en esto de ser madres precoces y se hace necesaria la participación, en la contención y el afecto, de sus propios padres . Para que esta colaboración familiar no resulte invasiva a su derecho de ejercer la maternidad, el Jardín de Infantes realiza un acompañamiento especializado a la madre adolescente y su familia.

Cuando en estos tiempos hablamos de inclusión, de integración, de aceptación del otro y sus diferencias, esta situación golpea a la puerta de todos. Hay quienes desde su lugar, encuentran una respuesta posible. Hay quienes miran para otro lado...

María Teresa Reñé
Directora Jardín de Infantes con Servicio Hospitalario
N° 1443 de SADOP



© 02 - 03 Todos los derechos reservados.
Santa Fe Planet - Internet & Marketing