Edición Digital de El Borrador - Diciembre 2003 - Año 6 - N° 43
 
Incompatibilidad
Taller de Resilencia
Centro Jubilados
Entrevista


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Index Site


Editorial
<< Dicen que dicen... >>

Incompatibilidad: Una vez más... teniamos razón

<< El del Estribo >>

Habiendo sido ya desplazado de su cargo el ministro Germano, el gobierno de Reutemann sufrió un último fracaso de su proyecto antidocente. Un fracaso "post mortem". El último..., el del estribo.

Y triunfaron los docentes del SADOP!!!

A) Un poco de historia
Hace unos años, cuando se terminaba el primer gobierno de Reutemann, se dictó la ley 11237 que prohíbe a los docentes trabajar más de 44 horas semanales.
Es una ley sin ningún motivo serio. Es una ley que no demuestra por qué 44 horas y no 45 ó 43. Arbitrariamente entiende que trabajar más de 44 horas es malo para la calidad educativa.
Obviamente, no trabajar más de 44 horas sería un sueño para los docentes. Pero también tendríamos que poder cobrar por esas 44 horas lo suficiente para poder vivir dignamente.
En verdad sentimos que el verdadero motivo de la ley es repartir la miseria. Es preferible repartir un poquito a cada uno, antes que establecer sueldos dignos para todos!!!!
Entonces parece que el gobierno les dice a los docentes "un poquito cada uno no le hace mal a ninguno".
Y sin embargo sí hace mal. Hace mal que se paguen salarios de hambre y hace mal que se ponga un tope a lo que uno puede trabajar. Podés ser docente sólo 44 horas a la semana, si querés trabajá de otra cosa el resto del tiempo, pero no de aquello en que te formaste.
AMSAFE no cuestionó la ley.
SADOP desde hace años que viene cuestionando la ley, mucho antes de que se empiece a aplicar.
En especial SADOP se opuso siempre a que para llegar a las 44 horas se sumen las horas o cargos de oficial con los de privada. Si la Provincia quiere no dar más de 44 horas en sus establecimientos, allá ella. Pero no puede prohibir a las escuelas privadas que contraten a quien quieran, por las horas que los propietarios quieran y que los docentes quieran y puedan.
Recién durante el año 2002, en la gestión Germano, se decide aplicar la ley 11237 y se intima a los docentes privados a que renuncien a las horas excedidas en el ámbito estatal.
En ese momento el SADOP se comunicó con los abogados del gremio y les indicó que dieran batalla en todos los ámbitos y hasta las últimas consecuencias.
Entonces, un grupo de docentes intimados, con la asesoría jurídica del SADOP, inician un largo camino de recursos administrativos contra la intimación.
Pero el Ministerio de Educación hace caso omiso a los recursos interpuestos, ni siquiera los tramita correctamente.
Hasta que finalmente dicta la cesantía de unos cuantos compañeros docentes.
Esta vez planteamos un recurso administrativo urgente. Pero como nada se contestó en el exiguo plazo que solicitamos, tuvimos que pasar a la vía judicial.
Y así instauramos, en la órbita de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, una solicitud de Medida Cautelar Autónoma.

En el proceso judicial contra la Administración Pública el juicio básico se llama Recurso Contencioso Administrativo de Plena Jurisdicción (ley 11330) que abreviamos RCAPJ.
La medida que nosotros solicitamos es algo muy excepcional, ya que solicitamos una medida cautelar sin un RCAPJ de por medio. Hay muy pocos antecedentes al respecto. Y poquísimos antecedentes en donde ganen los administrados, en este caso, los docentes.
Pero ganamos!!!
La demanda nuestra (de más de 60 carillas) fue contestada punto por punto por Fiscalía de Estado de la Provincia, la que solicitó que nos rechacen nuestra pretensión. Pero la Cámara fue convencida por nuestros argumentos y falló a favor nuestro...y con justicia!!!
En definitiva la Cámara entendió que la Provincia se equivocó al cesantear a los docentes en aplicación de la ley 11237 y ordenó reinstalarlos (reincorporarlos) en sus puestos.
Así, con fecha 14/10/2003 la Cámara en lo Contencioso Administrativo Nº 1 en autos "CAMINOS, Rodolfo Aldo y otros contra PROVINCIA DE SANTA FE sobre MEDIDA CAUTELAR AUTÓNOMA" (Expte. C.C.A. 1 nº 152 - año 2003) dictó la resolución T5/F213 donde textualmente dispone:

"...Por lo tanto, la Cámara en lo Contencioso Administrativo Nº 1 RESUELVE: Hacer lugar al presente pedido autónomo de tutela cautelar y disponer la suspensión de los efectos de los actos impugnados. En consecuencia, ordenar -con el alcance propio de estas cautelares- la reposición de los recurrentes en sus cargos."
Y fue una gran victoria.
Ahora el Ministerio no seguirá cesanteando a otros docentes. Tendrá que devolver los cesanteados a sus cargos. Tendrá que dejar de descontarles el salario y devolverles lo que les descontó (que en algunos casos llegaba a la mitad del sueldo).
Y muchos sufrieron y sufrirán esta victoria docente. El destituido Germano, que en su momento no quiso acordar, los defensores de la Provincia en su actuar injusto, los gremios que no se animaron a impugnar una norma inconstitucional, varios directores de escuela que no fueron solidarios con sus compañeros que sufrían esta injusticia...
Y muchos festejamos esta victoria, porque muchos somos los que estamos comprometidos en la causa de defender el trabajo docente y su dignidad.
B) POR QUÉ GANAMOS
Hago ahora un breve resumen de nuestros argumentos, transcribiendo los motivos expuestos por nosotros que citó la misma Cámara en su fallo.

Dicen los demandantes "...que las incompatibilidades denunciadas no tienen fundamento "ético, ni moral, ni siquiera horaria (no hay superposición), lo que las convierte en absolutamente irrazonables, desnaturalizando por completo los derechos básicos".
Transcriben los artículos 2, 6, 7 y 10 de la ley 11.237, y 7 del decreto 1492/95 y su modificatorio 2645/99.
Destacan que para el cómputo de horas y cargos, se toma en consideración las que los docentes posean en todo ámbito, ya sea nacional, municipal y privado, convirtiendo a esa cláusula en "manifiestamente inconstitucional, por intentar invadir la Provinciauna competencia del Congreso Federal".

Al respecto -dicen-, que la Administración puede en estos supuestos dejar cesante al agente en las horas y cargos en los cuales posean en establecimientos privados o municipales completamente ajenos a la normativa provincial.

Indican que a todos ellos se les ha computado horas y cargos poseídos en el ámbito privado, habiéndose tenido en cuenta que poseen sus horas y cargos desde hace años, inclusive desde antes de la sanción de la ley 11.237 en el año 1994, afectando con las cesantías "derechos adquiridos".

Refieren que la ley dispone que la "unidad de acumulación" equivale a 12,67 puntos, no dando razones "de por qué tal número y no por ejemplo 15, 50 0 9, 30", lo que califican de "caprichosa y en evidente perjuicio de los docentes de menor categoría o rango", dando ejemplos al respecto.

Consideran que el derecho del docente a acumular cargos u horas de cátedra que no supongan superposición horaria tiene fundamento, además, en el derecho a la "subsistencia", de modo que se garantice a las personas los medios para afrontar sus necesidades básicas.

Relatan que no obstante los recursos interpuestos, el Ministerio decidió ir más allá, violando los principios más elementales, entre ellos, el derecho de defensa y el debido proceso. Agregan que los actos administrativos impugnados, cuya suspensión piden, lucen visiblemente viciados, en los que no se hace mención de las presentaciones de recursos, no media dictamen jurídico previo a la decisión, más teniendo en cuenta que se está decidiendo la aplicación de una de las sanciones más gravosas que puede sufrir un agente público, sin haber cumplido con el requisito del sumario previo, específicamente dispuesto en la ley 10.290.

Se pronuncian por la admisibilidad de la medida solicitada, con sustento en doctrina y jurisprudencia que citan.
Manifiestan que la medida que requieren importa un verdadero anticipo de la garantía jurisdiccional, no pudiendo ello evitarse se quiera con ella impedir que el derecho cuyo reconocimiento se pretende, pierda virtualidad durante el plazo que transcurra entre el dictado del acto impugnado y la articulación del recurso contencioso administrativo.

Argumentan que el derecho invocado surge verosímil, en tanto la ley 11237 impone a los docentes límites para la acumulación de horas y cargos sin ninguna razón más que la expresión numérica, lo que califican de arbitrario e irrazonable, lesionando el fin de justicia que deba caracterizar la actividad del Estado.

Añaden que sus decretos reglamentarios, en cuanto disponen la cesantía sin ningún otro trámite más que la intimación al docente a regularizar su situación, contraviene normas legales expresas en contrario, concluyendo que los actos administrativos impugnados son "absolutamente inconstitucionales".


Observan que la ley impugnada invade competencia "delegada exclusivamente a la Nación", al incluir a los servicios prestados en establecimientos de educación privada en el cómputo de las horas y cargos a limitar.
Analizan que la sanción aplicada no surge de la ley sino de su decreto reglamentario, por lo que la pena aplicada es notoriamente inconstitucional, convirtiéndose en un exceso de la facultad de reglamentar por parte del Poder Ejecutivo.

Aluden al perjuicio de seguridad, en el sentido que el Estado de Derecho requiere de un marco confiable, estable, al cubierto de sorpresas, cambios o giros imprevisibles. En este sentido plantean que la mayoría de ellos fueron cesanteados en horas y cargos de los que son titulares desde antes de regir la ley, por lo que sus derechos adquiridos no han sido tenidos en mira por la Administración.

Apuntan que la normativa cuestionada contraviene el principio de razonabilidad, en tanto no asegura el efectivo cumplimiento de los valores constitucionales, alterando la sustancia de los derechos que dicen comprometidos.

Enuncian los derechos constitucionales que consideran violados: a trabajar; a la propiedad; a la igualdad; a peticionar a las autoridades; al debido proceso; a la estabilidad en el empleo; ala remuneración."

C) PEQUEÑO MANUAL DE AUTOAYUDA
Para terminar esta pequeña nota queremos brindar algunos consejos para todos los compañeros por si se repiten incidentes con el tema acumulación de horas.
1- Si es intimado: debe presentar recurso de revocatoria contra la intimación.
2- Si no le titularizan o no le pagan a la escuela horas excedidas: debe intimar reconocimiento.
3- Si es cesado: debe interponer revocatoria, no debe dejar de prestar servicios y debe resistir todo lo posible el desplazamiento.
Para todos los supuestos recuerde que el SADOP tiene a su disposición gratuitamente la asesoría jurídica a nuestro cargo.
No nos queda nada más para decir. Sólo compartir con ustedes la alegría y la certeza de que cuando se lucha por la verdad siempre hay justicia.
Porque la Constitución Nacional, 'el palladium de la libertad', prohíbe este tipo de normas, estas letras que pretenden mandar más que una realidad donde no sobra el trabajo sino que sobran las necesidades.
Una realidad donde hace falta más enseñanza, más alumnos, más letras aprendidas, para que no repitamos errores, para que nuestros alumnos puedan ser mejores que nuestros actuales gobernantes.


Dr. Domingo José Rondina
Abogado del SADOP
estudiorondina@hotmail.com



© 02 - 03 Todos los derechos reservados.
Santa Fe Planet - Internet & Marketing