Edición Digital del Sindicato Argentino de Docentes Particulares | Sec. Santa Fe - Julio 2004 - Año VII - N° 47
Encuentro de Escolares...
Espacio para la ....


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Index Site

Espacio para la Reflexión

De glóbulos verdes y otros... (Parábola)

Los glóbulos han existido desde el comienzo de los tiempos humanos: los rojos y los blancos y... los verdes, que tienen peculiaridades (respecto de los otros dos tipos de glóbulos) que hacen que su supervivencia sea precaria y que, en general, sucumban después de un breve lapso.
En el siglo XIX, se procedió a su descripción fenotípica, pero su estudio y tratamiento se llevaron a cabo en aislamiento, cultivando glóbulos verdes en el medio más idóneo, con la temperatura y la humedad ideales y observando la interacción de unos con otros. Esto dio origen a extensos informes sobre las capacidades y funciones de los GV en los que se concluía que: 1) eran lentos en su adaptación a un medio que no estuviera expresamente acondicionado para recibirlos; 2) sus posibilidades para actuar en forma útil y aportar algo al organismo eran escasas; 3) su capacidad para aprender funciones e incorporarse a la trama orgánica era baja; y 4) que el mejor procedimiento era mantener a los GV separados, interactuando entre sí durante el corto tiempo de vida que tenían y sin invertir ni dinero ni esfuerzo en intentar lograr algo distinto, pues, después de todo sólo eran GV.
Hacia mediados del siglo XX se produjeron dos hechos significativos para el lugar y el destino posteriores de los glóbulos verdes. Por una parte, un economista laureado con el premio Nóbel determinó que era económicamente inviable mantener estructuras especiales para células específicas y que había que emplear las mismas estructuras para todas las células, procurando que se adaptaran a la situación y entorno circundantes. Por otra parte, un grupo de estudiosos procuró observar la relación de los GV cuando se los incluía en el medio habitual del organismo y determinó que las interacciones aumentaban y que los GV asumían algunas tareas que antes se pensaban exclusivas de los GR (glóbulos rojos); esto les permitió preparar un sesudo documento que propugnaba la plena in
clusión de los GV con las otras células del organismo.

La cuestión de los glóbulos blancos requirió atención especial.

Es sabido que todo organismo rechaza aquello que no le es propio, pero como los GV son parte natural del organismo, los GB no debieran haber acusado su presencia. Sin embargo, debido a que habían transcurrido muchos años de la separación de los GV, los glóbulos blancos (encargados de la defensa y protección del organismo) tuvieron una reacción adversa a su presencia: algunos GB actuaron por ignorancia, pues nunca habían visto un GV y no sabían qué esperar del glóbulo verde ni cómo proceder con él; otro GB, celosos custodios de la pureza y homogeneidad orgánicas, decidieron impedir su proliferación e inclusión oponiendo reglas, disposiciones y normativas que relegaban a los GV al aislamiento y al ostracismo; hubo otros GB que, creyendo actuar en directo beneficio de los glóbulos verdes e invocando teorías científicas, afirmaban que la realidad respaldaba las bondades de la separación para el mejor desarrollo de los GV.


Así llegamos a fines del siglo XX en que el premio Nóbel de Medicina recayó en unos científicos que estudiaron la aceptación de lo diverso y heterogéneo por parte del organismo y propusieron medios para facilitarla. Este hecho ha llevado a que los GV, y las cadenas celulares vinculadas a ellos, hayan concebido la esperanza de que, finalmente, si el organismo está dispuesto a aceptar aquello que le es foráneo pero que lo beneficia, también estaría mejor dispuesto a aceptar algo que le es propio y que había sido separado artificialmente: los glóbulos verdes... (en especial, estas esperanzas se centran en torno de los GB ¿gruesos burócratas?)

Victoria Massa Bulit


(Material aportado por la afiliada María Roxana Andriani, de la Escuela Nº 1157 “Nuestra Señora del Calvario” de Gálvez)



© 02 - 03 - 04 Todos los derechos reservados.
Santa Fe Planet - Internet & Marketing