Edición Digital del Sindicato Argentino de Docentes Particulares | Sec. Santa Fe - Diciembre 2004 - Año VII - N° 52
Escuela Nº 1310
Coordinación Cultural
Nuevas Delegadas
Congreso de la Lengua
Aprendiendo a convivir
En el Hospital Alassia


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Index Site

ESCUELA Nº 1310 .
RESUMEN DEL AÑO 2004

Finalizando una vez más el ciclo lectivo, queremos compartir con la comunidad una síntesis del informe de lo trabajado en el año 2004.

Gráfico 1: Matrícula de alumnos por año

La matrícula de alumnos del año 2004, supera levemente la del año anterior, a pesar de la disminución que sufrieron las internaciones en los hospitales.
Este año se inició con una matrícula alta. En junio se observa una marcada disminución debido a que los hospitales priorizan la internación de niños de 0 a 1 año, canalizando el tratamiento de los niños en edad escolar, en la modalidad ambulatoria.
Como todos los años muestra su pico máximo en el mes de agosto, debido al incremento de internaciones por enfermedades respiratorias.
En el mes de noviembre, se eleva la matrícula por el incremento de enfermedades traumatológicas, como consecuencia de accidentes del hogar.

Gráfico 2: Matrícula de alumnos mensual

Grafico 3: Distribución de alumnos hospitalarios y domiciliarios

El mayor porcentaje (83%) corresponde a la atención hospitalaria debido a que este dispositivo permite la atención de una mayor cantidad de alumnos por docente, en los casos que este no deba trabajar al pie de cama, pudiendo trasladar los alumnos hasta la sala de la escuela.
Consecuente con el porcentaje de atención hospitales versus domicilios, prevalecen las permanencias más cortas, en relación al giro cama hospitalario y a los criterios de las instituciones de salud, establecidos en el corriente año, donde las internaciones se abreviaron y los tratamientos se continúan vía ambulatoria.
La variable de permanencia de 15 a 45 días y más de 45 días, refleja más exactamente la atención domiciliaria .

Hemos llegado a todos los barrios de la ciudad, desde la primera calle al norte que marca el inicio de la misma, hasta las últimas del sur y de la ciudad de Santo tomé.

Se observa un mayor número de alumnos que padecen enfermedades traumatoló-gicas causadas en su mayoría por accidentes del hogar, de tránsito, y del ámbito escolar.
Le sigue en orden de importancia el porcentaje correspondiente a las enfermedades de clínica general (apendicitis, desnutrición, diabetes, infecciones, etc).

Como dato significativo le siguen en orden de incidencia, las enfermedades respiratorias y oncohematológicas, aunque todas las mencionadas, entendemos, reflejan las condiciones sanitarias cada vez más precarias y el empobrecimiento progresivo de los distintos sectores sociales.

Gráfico 4: Permanencia de alumnos hospitalarios y domiciliarios

Se observa un mayor número de alumnos que padecen enfermedades traumatoló-gicas causadas en su mayoría por accidentes del hogar, de tránsito, y del ámbito escolar.
Le sigue en orden de importancia el porcentaje correspondiente a las enfermedades de clínica general (apendicitis, desnutrición, diabetes, infecciones, etc).
Como dato significativo le siguen en orden de incidencia, las enfermedades respiratorias y oncohematológicas, aunque todas las mencionadas, entendemos, reflejan las condiciones sanitarias cada vez más precarias y el empobrecimiento progresivo de los distintos sectores sociales.
«Hace un año, quisimos talvez las mismas cosas que hoy, y fuimos escalando el tiempo llenos de esperanza. Y fuimos alabando los días, con manos firmes, con ademanes inquietos. Y sin quererlo nosotros, en esa inmensidad que es su emblema, el mundo (entidad antigua e inasible), siguió irremediablemente su camino.
Y en esa vuelta más, en esa nueva confirmación de su grandeza y nuestra insipidez, las acciones que forjamos parecieron quedarse sin ecos, sin resonancias ciertas.
Pero el mundo, grande y huidizo que está allí; no es nada si no se gesta aquí en nosotros. En las verdaderas y voluntarias acciones de los hombres. En esos actos que se pueden sostener con otros; con esos otros frente a los cuales nos nombramos y finalmente somos.
Somos en comunión, en acto. Somos porque otros nos esperan y porque los esperamos. Encontramos sentido desde la voz de los demás, encontramos existencias desde los ojos de los que con nosotros habitan.

La esfera-mundo (perdón a los geometristas) tiene un eje más cierto que el que aprendimos a trazar en geografía. Y esa vara inmóvil es nuestra capacidad de articular con otros, de pensar un destino común, de construir acuerdos. Sin esta posibilidad, sin esta legalidad de los vínculos, el universo no tendría sentido, ni encontraría una posibilidad de salvación.
Salvar, transformar, cohesionar desde el espacio mínimo, nuestro. Desde la historia común, desde el lenguaje compartido. Aprender a decir nuevamente la historia, la del país, la de la ciudad en que vivimos, la de los hijos en común. Porque en nuestra capacidad para resolver conflictos y unirnos, en los atrevimientos y nuestras oportunas acciones se mueve, llena de vida, la palabra que nos enseñe a nombrar lo que nos falta.
Enfrentar las desigualdades, las injusticias; luchar contra la exclusión y el silencio forzado nos devuelve cada día a nuestra dimensión humana, a nuestra posibilidad de elegir.
Por eso, anhelamos desde este pequeño lugar de transformaciones cotidianas que cada vez sean más los que se atrevan a elegir. La educación, esa forma de salvarnos, requiere que nos encontremos; lo requiere el país y el mundo lo implora. El momento de esta opción puede ser ahora. Solo basta querer que sea ahora mismo. Porque la necesidad es grande y es mucha. No sólo porque (al decir del Galeano) son muchos los nadies, sino por nosotros mismos. Porque no se trata de salvar a otros, sino de entender que en esta búsqueda de hermandad, en esta coalición de bendecidas semejanzas, cada uno de nosotros deja de ser nadie.»


© 02 - 03 - 04 Todos los derechos reservados.
Santa Fe Planet - Internet & Marketing