Edición Digital del Sindicato Argentino de Docentes Particulares | Sec. Santa Fe - Diciembre 2004 - Año VII - N° 52
Jardín: jugosas...
Coordinación Cultural
Nuevas Delegadas
Congreso de la Lengua
Aprendiendo a convivir
En el Hospital Alassia


 

 

 

 

 

 

 

Index Site

Jugosas charlas...

Son los niños quienes, a menudo, con su espontaneidad inteligente, sus reflexiones humorísticas, sus observaciones de frescura imprevista construyen la vida cotidiana y trascendente de la humanidad.

La infancia es la instancia histórica más poderosa de todo ser humano. Es el momento donde su universo comienza a poblarse, donde se empieza a imaginar y a creer, donde se explora en los silencios y en las palabras.

Seamos protectores y no enemigos de su tiempo, no violentemos con urgencias propias la sabiduría de sus almas inocentes.

Recordemos nuestras infancias y quienes nos amaron, porque es el amor el que nos permitió llegar hasta aquí, y el que seguirá animando a los niños a ser hombres.

Estas son algunas de las jugosas charlas que escuchamos en nuestro Jardín de Infantes………


Luego de escuchar el cuento «Tres chicos valientes», Emilio (4 años), se levanta de su silla y expresa entusiastamente: «Yo soy valiente porque pego así y así».

Luego de explicar que eso no es ser valiente, sino peleador, su más ferviente admiradora, Lucía (4 años), me lanza una mirada de reprobación y afirma a Emilio: «Vos sos valiente y se acabó».

Maián (4 años) protestaba por un invisible raspón. Lucía (4 años), con complicidad, me dice: «Es medio maricona». Franco (4 años) la escucha y la reta: «No digas así Lucía, no te burles». Y Lucía, un poco fastidiada contesta: «Callate porque no te invito más a mi casa».

 

Luego de conversar sobre el medio ambiente y del respeto que debemos tener hasta las más insignificantes criaturas, Martín(5 años), quien se encontraba mirando unas plantas, aplasta una hormiga con alevosía, y le explica: «Vos me picaste, vos empezaste primero».

Escuchando la canción «Marinero, marinero», quien va vistiéndose a medida que se suman las estrofas, Pedro (5 años) medita sobre una de ellas y me dice: «Cómo dice que ahora se pone el calzoncillo si antes se puso el pantalón, entonces este no es un marinero, es Súperman».

Relatándoles un cuento, José (5 años) me detiene y me pregunta: «¿Qué es consolar?». Su hermano le contesta: «Es cuando mamá te abraza».

Después de ver un video educativo que explicaba que las plantas son seres vivos, acoto: «Entonces, ahora saben que las plantas también son seres vivos, como nosotros.» Joaquín (3 años), entre asombrado y preocupado, me mira y dice: «Yo no soy ninguna planta.»


Antes de entrar a biblioteca, los chicos hacen una fila a modo de trencito. Micaela (3 años), empujaba y desplazaba a todos para ser primera en la fila. La maestra la mira disgustada y ella intentando reparar su actitud, le explica a Camila: «Pasá, pasá, pero… «¡después de mí!».

Mientras narraba un cuento, Valentín me miraba con cierta curiosidad, cuando de pronto me interrumpe y me dice: «Seño, ¿vos tenés muchos ventiladores en tu casa?». Y yo respondo: No, ¿Por…? Valentín (4 años), me sonrió, observando mi «peinado».

La seño, hojeando unas revistas, dice a modo de pensamiento en voz alta frente a una foto de una modelo: «Ah, qué linda que salí en esta foto, que bien que me quedaba este vestido!» María Paz y Sofía (tres años, ambas) pasean su mirada entre, la foto y la seño y luego una de ellas comenta: «¡Si, es la seño cuando era linda!».


© 02 - 03 - 04 Todos los derechos reservados.
Santa Fe Planet - Internet & Marketing