Edición Digital del Sindicato Argentino de Docentes Particulares | Sec. Santa Fe - Diciembre 2004 - Año VII - N° 52
Educación Técnica
Coordinación Cultural
Nuevas Delegadas
Congreso de la Lengua
Aprendiendo a convivir
En el Hospital Alassia


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Index Site

Se vienen cambios para la
educación técnica

Tanto a nivel nacional como provincial se busca recuperar la pérdida de la identidad institu-cional de la educación técnica. Se trata de la primera «revisión» a la Ley Federal que olvidó a esta modalidad. ¿Cuáles son los cambios que se vienen?.

Bajo la modalidad técnica hay 43 escuelas de gestión privada en la provincia, que están a punto de vislumbrar un futuro más favorables tras años de postergación.
Con la implementación de la Ley Federal se produjeron situaciones no deseadas en la educación técnico profesional: grave debilitamiento, pérdida de la identidad institucional de muchas escuelas, pobres resultados en lo que hace al ingreso a la universidad o a la inserción laboral. Todo, partiendo de la base de que directamente la modalidad no fue tenida en cuenta por la cuestionada ley, fue la «gran olvidada».
Sólo luego de muchos reclamos se incorporó a nivel nacional la figura del TTP, Trayecto Técnico Profesional, donde se desarrollaría la formación técnica, generalmente a contra-turno del Polimodal. De todas formas y con el argumento de una gran dispersión en la oferta de carreras técnicas, la cual ascendía a unas 365 tecnicaturas de validez nacional, se redujo a lo que inicialmente fueron 11 TTP, los cuales luego se transformaron en 14, y constituyeron «familias de TTP», las que aumentaron notablemente esta oferta.


La anterior gestión provincial, por su parte, dictaminó que dichos TTP fueran opcionales. Con esto, la escuela técnica se vio fracturada internamente en tres: EGB 3, Polimodal y TTP, donde sus espacios académicos de formación técnica, talleres, formación pre-profesional, itinerarios de formación técnico profesional y TTP quedaron como optativos para los alumnos.

Consecuencia: las recientes promociones salidas de escuelas técnicas a partir de la Ley Federal tienen el título del Polimodal y, sólo si hicieron algún TTP, Itinerario, etc. cuentan también con ese diploma paralelo. Éste último nada tiene que ver con el viejo título de técnico medio que permitía al alumno egresar con una formación integral y tener posibilidades de acceso al mundo laboral en la especialidad realizada.

Otra ley para subsanar el olvido

Recientemente, el ministro de Educación nacional, Daniel Filmus, y las autoridades educativas de las 24 jurisdicciones, anunciaron con bombos y platillos las nuevas medidas para subsanar el «olvido» de la Ley Federal de Educación. Esta futura norma posibilitará llenar el vacío jurídico (y económico) para defender a la educación técnica y dar una respuesta integral a un problema por todos reconocido como importante.

«Recuperar el título de técnico en todo el país es una reivindicación de los estudiantes, docentes, trabajadores y empresarios’’, había expresado Filmus durante el anuncio.


El Proyecto de Ley del Sistema Nacional de Formación Técnico Profesional -que actualmente ha tomado Estado parlamentario en el Poder Legislativo Nacional- incluye en su estructura a las tecnicaturas de nivel medio y superior no universitario.

Se tuvo en cuenta la demanda impulsada por los distintos sectores sociales, tanto desde el mundo del trabajo como desde el mundo empresario. Desde esos ámbitos se advertían que, dentro de un modelo de país donde el desarrollo y la productividad se constituyen en variables indispensables de crecimiento, la estructura de los TTP no puede ofrecer el nivel necesario de formación técnico profesional para abordar con seriedad este proceso de desarrollo.

Este proyecto trata de tener un enfoque federal que responda a las demandas productivas, donde se tiene en cuenta la carga horaria necesaria para una formación técnica seria, y donde se toma el nivel Polimodal y la EGB 3, de forma que la segunda se constituya en el Ciclo Básico y la primera en el Ciclo Superior.

Esta nueva estructura plantea además que el mínimo será de seis años para llegar al título de Técnico de Nivel Medio, y además tiene en cuenta los aspectos necesarios que hacen a los recursos financieros para poder lograr estos fines. Esto último es fundamental por cuanto -por mucho tiempo- la educación técnica sufrió la falta de recursos.
Otra característica significativa está en la conformación de un Consejo Nacional en el cual tengan presencia todas las jurisdicciones provinciales.
Como así también distintos actores sociales, y que tendrá por finalidad adecuar el funcionamiento del sistema en su conjunto.
En tal sentidos, surge la importancia que le asignen al tema las distintas jurisdicciones provinciales, ya que el éxito del nuevo subsistema educativo está en el respeto de las identidades provinciales pero además en el acuerdo nacional para llevar adelante esta tarea entre todos, ya que por otra parte se impulsa desde la ley la creación de Consejos Provinciales de Educación, Trabajo y Producción.
No nos cabe más que cifrar nuestras esperanzas en que este nuevo CONETyP (Consejo Nacional de Educación, Trabajo y Producción) permita superar las diferencias que, hoy por hoy, se están dando dentro del sistema educativo nacional, en particular cuando nos encontramos en jurisdicciones grandes como la nuestra donde contamos con alrededor de 1.280 grillas curriculares en el nivel medio y técnico. El proyecto permite, además, lograr el reconocimiento nacional de las titulaciones, situación que a la fecha se está tratando de finalizar de adecuar.

Los cambios comenzaron por casa

Poco ante del anuncio de Filmus, la provincia se había anticipado a los cambios que venían. Como parte del proceso de recuperación de la educación técnica, el Ministerio de Educación y Cultura de la provincia aprobó la Resolución N° 965/04.
Esa norma establece, en las escuelas técnicas y agrotécnicas, la obligatoriedad del cursado de los TTP e Itinerarios comprendidos en los últimos años del Polimodal, así como también los espacios de formación pre-profesional y de vinculación del mundo del trabajo en la EGB 3, especialmente en los 8vos y 9nos.
La idea es que cuando un alumno se inscriba a una escuela técnica lo haga a un único plan de estudios que tiene como resultado final la adquisición de un título técnico o la acreditación de competencias en formación técnica, más allá que también implicará la aprobación del Polimodal.
La resolución impone la obligatoriedad de los itinerarios y TTP que afectará también a las escuelas medias (Polimodales en general) que los están ofreciendo. Dispone la obligación del cuarto año en las escuelas técnicas que tenían antes sus planes de estudios en seis años y que han optado por desarrollar un cuarto año luego de los tres del Polimodal para el desarrollo final de la tecnicatura de nivel medio que ofrecen.
De todas formas, se aclara que las escuelas que tenían seis años y hoy tienen su oferta sin el cuarto año no deben tomar estas decisiones como una imposición para que modifiquen ya su situación. Está contemplada la posibilidad de excepciones.
En resumen, el TTP se podrá hacer en tres años a contraturno del Polimodal; o con tres años con un contraturno menor del Polimodal, más un cuarto año sólo técnico.
En las escuelas con cuarto año al tercer año se le extenderá el certificado del Polimodal y al cuarto el título técnico. A partir del tercer año, pueden concurrir a la universidad si lo desean, asistiendo al cuarto o también ir luego de terminado el cuarto año.
De esta manera, la provincia se adelantó a la Nación, aunque con los mismos postulados: hacer valer el título técnico y recuperar este subsistema, uno de los componentes más importantes que le permitieron a la sociedad argentina, desde comienzos de la década del 50 -y en forma sistemática-, contar con un instrumento que le posibilite el desarrollo y el crecimiento como Nación.



© 02 - 03 - 04 Todos los derechos reservados.
Santa Fe Planet - Internet & Marketing