Index Site

Despedida a Juan Pablo II

Shalom!, es el término con el cual los judíos saludamos, Shalom significa «paz», Shalom en la bienvenida y Shalom en la despedida, nos enseña el Talmud (Compendio de filosofía judía)
Hoy es el tiempo de decir Shalom y despedir a un ser humano que ha sido un ejemplo de hermandad y convivencia, un hombre comprometido con la hora que le tocó vivir, conocedor del sufrimiento en su Polonia natal, testigo de la más nefasta maquinaria de la muerte nunca vista como fue el nazismo y por ende, sabedor del rumbo que debe tomar la humanidad para que hayamos aprendido la lección del siglo XX, en cuanto a que odios, guerra y destrucción a nada conducen.
Hoy es tiempo de decir Shalom a un valiente militante por la paz, un hombre que se plantó frente a líderes mundiales dispuesto a aportar su cuota espiritual por la concordia y la solidaridad.


Hoy es el tiempo de decir Shalom al Papa que, fortaleciendo el Concilio Vaticano II llamó a los judíos «nuestros hermanos mayores», reafirmando y estrechando la relación entre cristianos y judíos.
Hoy es el tiempo de decir Shalom a Juan Pablo II, quien fue el primer Papa en la historia de la Iglesia que visitó la sinagoga de Roma, estando ésta en la misma ciudad que el Vaticano, y allí junto a los rabinos y frente al Arca Sagrada que guarda los rollos de la Torá ( los cinco libros de Moisés), llamó al pueblo cristiano a reparar 19 siglos de inútil e injustificado distanciamiento entre judíos y cristianos, que fueron la base para que haya podido gestarse el Holocausto.
Hoy es tiempo de decir Shalom al líder que estableció relaciones entre el Estado judío, el Estado de Israel y el Estado Vaticano, el hombre que visitó la tierra de Israel, la Tierra Santa, rezando en los lugares sagrados para la grey católica y para el pueblo judío y afirmando que « todos tenemos un idioma común, el de la fe y un padre que guió a nuestro patriarca Abraham para que hoy estemos aquí».
Hoy es tiempo de decir Shalom a quien estuvo de cuerpo y alma en Auschwitz, rezando porque «nunca más en ningún rincón de la tierra se repita un hecho similar», condenando el antisemitismo en todas sus formas e invitando al mundo a «no ceder frente a las ideologías que justifican la posibilidad de pisotear la dignidad humana».
Por todo esto, hoy es tiempo de un Shalom, que no es más que un ¡hasta Siempre!
Que podamos ser nosotros humildes herederos de su mensaje para Esperanza del mundo que vendrá.
Reciba todo el pueblo Católico nuestras condolencias y cálida solidaridad en esta hora de dolor y reflexión.

«Atención a la diversidad...
Un nuevo desafío»

Vivir la integración escolar desde un servicio educativo, participar de la formación docente inicial, hacer capacitación para agentes en servicio y su rica trayectoria, le permitió a la Prof. A. Ligabue adquirir sobre este tema puntual, cuatro saberes:

· Qué piensan los docentes sobre la integración escolar.

· Cómo se comportan los actores del proceso.

· Cuáles son los obstáculos internos y externos.

· Cuáles son las necesidades insatisfechas de los maestros en servicio, que deteriora y dificulta la atención de los niños con NEE.


La profesora Ligabue opina que reflexionar juntos acerca de estas cuestiones, permite repensar estrategias que se traduzcan en cambios, sin que éstos resulten traumáticos.

Considera que es necesario conocer que las necesidades de los maestros, a la hora de integrar, son similares en todas partes, y que es común que al llevar adelante un proceso integrador, pasen por tres momentos bien diferenciados. Cada uno de éstos responde a necesidades específicas:

· El primer momento está relacionado a la búsqueda de una información básica, que responda a la pregunta ¿ de qué se trata ? El reclamo del maestro pasa por conocer contenidos conceptuales que le brinden abundante y adecuada información.
La carencia en tal sentido va desde una bibliografía adecuada, desconocimiento de reglamentaciones vigentes, a escasa orientación que los ayude a esclarecer temas esenciales propios del proceso integrador, generando gran inseguridad en los mismos.

· El Segundo momento está vinculado a la resolución del dilema querer - poder.
En el proceso integrador están comprometidas las actitudes propias y las del otro. Preguntas como ¿lo comparto? ¿quiero? ¿puedo?¿ me acompañan en el proceso? son claves a la hora de tomar una decisión, para no sentirse desgastados en el intento. La necesidad de los docentes en este caso es obtener ayuda para una sensibilización personal e institucional.

· El tercer momento del proceso responde a la pregunta ¿cómo hacerlo?.Está referido al
quehacer y transita la instancia vinculada a la propia práctica docente, evaluando si sus saberes son suficientes y adecuados, si el contexto institucional comparte y colabora, si existe una política educativa clara, un discurso único y una voluntad manifiesta de atender a las necesidades educativas especiales presente en todos los niveles, contemplando la voluntad real de eliminar obstáculos y la intención de capacitarse en servicio permanentemente.

La profesora Ligabue sostiene que el proceso mediante el cual el docente va conociendo, queriendo y haciendo integración,es de aprendizaje, se construye entre todos, sumando esfuerzos, sabiduría, sentimientos, compromisos y responsabilidades.

Mientras las necesidades de los maestros permanezcan insatisfechas dar respuestas a las necesidades educativas especiales, será imposible.