Index Site

Cervicalgia

La cervicalgia o dolor de cuello es una dolencia muy común en medicina. Se estima que el 50% de los adultos tendrá un episodio de cervicalgia a lo largo de su vida y que una parte de estas personas tendrá un episodio de más de 6 meses de duración o presentarán recaídas.


La posibles causas de cervicalgia son:

1. Lesiones músculo esqueléticas generalmente relacionados a traumatismos.
2. Espasmos o contracturas de los músculos cervicales paraespinales debidos a MALAS POSTURAS (Ej. Sentarse frente al monitor de la computadora, mala postura al sentarse, dormir sin un adecuado soporte cervical, etc.)
Este dolor se presenta con rigidez cervical recurrente y disconfort a la movilización del cuello. El dolor puede aumentar con la movilización hacia el lado limitado
3. Cambios degenerativos: El desgaste de la columna cervical puede provocar compromiso de las raíces nerviosas y dolor. El dolor puede verse acompañado de parestesias y adormecimientos irradiados al miembro superior.
4. Herniación de los discos intervertebrales.
5. Lesión por «latigazo» en accidentes de automóvil (hiperextensión del cuello seguido de flexión)
6. Secundarios a otras enfermedades (neoplasias, infecciones, etc.)


Respecto al diagnóstico:

Generalmente el primer estudio que se solicita es la radiografía cervical.

Cabe mencionar que aunque la radiografía puede detectar signos de artrosis espinal, este hallazgo no puede relacionarse con la presencia de síntomas ya que el 90% de los adultos asintomáticos (sin dolor cervical) mayores de 40 años presentan «artrosis cervical».

No obstante ello el profesional bien entrenado sabrá que estudio pedir de acuerdo a la clínica de la cervicalgia.

Respecto al tratamiento:

A pesar de que las causas de cervicalgia son muchas, el 75% de los pacientes se recupera luego de un mes de comenzado el episodio, independientemente del tratamiento recibido.
Actualmente se recomienda el tratamiento activo temprano y evitar reposo en cama. El tratamiento activo consiste en la movilización precoz de ejercicios de elongación, asistidos por un kinesiólogo o por el médico si conoce la técnica.
Así mismo es muy importante educar a la persona para corregir malos hábitos posturales. (Si desea recibir ejercicios para el dolor de cuello dirigirse a
julioerico@ciudad.com.ar)