Régimen de cómputo diferenciado establecido en la Ley Nº 11.373 y reglamentado por Decreto Provincial Nº 4000 de fecha 10 de diciembre de 1999.

Tareas que generan derecho al Cómputo Diferenciado
Cómputo de Servicios
Aporte Personal
Tareas docentes con desempeño directo al frente de alumnos Cada 7 años de servicios, 1 más de servicios y 1 más de edad 2,5% de las remuneraciones
Servicios que se prestan en establecimientos para la reeducación de menores en riesgo: Escuelas que funcionan en el servicio penitenciario. Establecimientos de menores en conflicto con la Ley para su reeducación e integración social. Tareas al frente directo de alumnos que se encuentren imposibilitados de concurrir a servicios educativos comunes: Servicios educativos para discapacitados mentales, físicos, sensoriales y sociales, de la modalidad especial. Grados radiales dentro de escuelas comunes. Tareas docentes ubicados en zonas geográficas calificadas como C o D. Comprende al personal directivo y docente cuando ambas funciones las ejerce la misma persona. Cada 4 años de servicios,1 más de servicio y 1 más de edad. 4% de las remuneraciones

a) Principales características
Las tareas deben ser desarrolladas en forma habitual y permanente. Es opcional. Exige un acto administrativo que reconozca o certifique la efectiva prestación de la tarea por parte del solicitante. No es de aplicación a actividades simultáneas con el cargo que se denuncie como cargo principal, cuando la naturaleza de ambas actividades es distinta. El aporte personal es exigible durante el desempeño de las actividades que generan el derecho al cómputo. En el caso de desempeño en horas cátedra, se requiere una dedicación específica de 30 hs. semanales como mínimo.

b) Trámite para solicitarlo

  1. El formulario de solicitud provisto por la Caja de Jubilaciones y Pensiones de la Provincia, se agregará al recibo de haberes de cada agente.
  2. El agente devolverá al Organismo o Entidad donde presta servicios el formulario con la opción del cómputo diferenciado ejercida en sentido positivo o negativo, antes de finalizar el mes en que haya recibido el mismo.
  3. La jurisdicción o Entidad Empleadora, en un plazo de 90 días, emitirá el acto administrativo de reconocimiento de las tareas con derecho al cómputo, o la negativa del mismo.
  4. El expediente se girará a la Caja de Jubilaciones de la Provincia para el análisis, encuadre legal y resolución que disponga el reconocimiento o denegación del cómputo diferenciado.
  5. La resolución se notificará al interesado. Si la misma es favorable, se efectivizarán los descuentos.
c) Aportes personales. Forma de realizarlos
  1. Servicios prestados a partir de la reglamentación de la Ley 11.373 (Decreto 4000/99): descuento mensual contemporáneo al desempeño de la tarea, a partir del mes siguiente al reconocimiento del derecho.
  2. Servicios a partir del 22/01/96 hasta la entrada en vigencia del decreto 4000/99: en la resolución que acuerda el beneficio se determinará el monto de la deuda que se podrá abonar:

    Con el descuento del 50% del porcentaje que corresponde a la calificación de la tarea, hasta la cancelación definitiva del importe adeudado. Acordado el beneficio jubilatorio, con el descuento mensual del 10 % del haber. En forma concomitante al desarrollo de los servicios hasta el momento de la jubilación, en las condiciones que se convengan con la Caja.

  3. Servicios anteriores al 22/01/96. El afiliado deberá:
Ratificar la solicitud en el caso que la hubiera efectuado con anterioridad, indicando número de expediente y número de resolución si la tuviera. Solicitar el reconocimiento, si no lo hubiera efectuado. La deuda por el cómputo diferenciado de estos servicios podrá ser descontada según lo establecida en punto anterior.

ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE EL CÓMPUTO DIFERENCIADO

El cómputo diferenciado no es una nueva figura previsional. Es un derecho establecido en la Ley 6915 y modificado por la Ley 11.373. Para gozar de este beneficio se debe realizar un aporte personal adicional.
Analizando la ley que lo establece no podemos dejar de considerar, y denunciar, que plantea situaciones de desigualdad para los trabajadores desde su concepción misma, que se profundizan con el decreto 4000/99, reglamentario de la ley:

Directores, secretarios, preceptores, bibliotecarios

Si el cómputo se aplica a tareas que provocan desgaste, vejez prematura o incapacidad física o mental, por qué no están contemplados los directivos, preceptores y/o bibliotecarios. ¿No es la escuela su ámbito de trabajo? ¿No trabajan estos docentes con alumnos, siendo directamente responsables de su educación desde la función o cargo que ocupan? El desgaste provocado por el ejercicio de la docencia es casi un inevitable común denominador a todas las funciones desempeñadas en el ámbito escolar.

Docentes de horas cátedra

El decreto 4000/99 establece para los catedráticos un mínimo de 30 hs. semanales de desempeño para tener derecho al cómputo diferenciado. Se plantea entonces una ostensible desigualdad respecto a la carga horaria, inferior por cierto, de otros cargos que sí gozan del beneficio, como el maestro de EGB, o maestros de especialidades. Estas desigualdades generan una situación de injusticia en los docentes que se desempeñan en horas cátedra.


Docentes de Escuelas Hospitalarias y Domiciliarias
El Decreto 4000/99 no contempla las tareas desempeñadas en la Escuelas Hospitalarias y Domiciliarias, que no se encuadran en el régimen de educación especial y se las considera escuela común. Debe tenerse en cuenta la especificidad de la tarea que desempeñan estos docentes al brindar un servicio educativo a niñosenfermos, trabajando con ellos en el ámbito hospitalario o en los domicilios particulares de los alumnos.Esto debería generar derecho al cómputo, como lo establece para las tareas desempeñadas en escuelas especiales.


Docentes transferidos

El cómputo diferenciado es un derecho establecido en el régimen previsional provincial. Los docentes de escuelas transferidas con más años de aportes al régimen nacional, y que se jubilarán en éste por el principio de caja otorgante, no deben solicitar y pagar el cómputo ya que no será considerado este derecho en el régimen nacional.

Esta situación se revertiría con una norma jurídica que permita a todos los docentes transferidos jubilarse en la caja de la provincia, sanando el perjuicio que significa para ellos aportar más a la caja de la provincia- que no será su jubiladora-, para finalmente jubilarse en la nación con un haber menor y sin la posibilidad de computar diferenciadamente sus servicios.

Santa Fe Planet - Web Developers